Tres años desde el asesinato de dos agentes ambientales a manos de un cazador

Escultura en recuerdo de los agentes ambientales asesinados por un cazador en Lleida
Foto: Agents Rurals

La asociación que agrupa al sector critica que las administraciones desoyen las reclamaciones para mejorar su seguridad.

Xavier Ribes y David Iglesias eran agentes ambientales, Agents Rurals en Cataluña. Simplemente ejercían su profesión, proteger el medio ambiente, cuando el 21 de enero de 2017 un cazador furtivo los asesinó en Lleida. El cazador fue detenido, juzgado y sentenciado a 45 años de cárcel, 22 por cada uno de los asesinatos y un año más por tenencia ilícita de armas. También fue acusado y condenado a nueve meses de cárcel el amigo del cazador que puso a su nombre la escopeta usada por el asesino ya que este tenía caducada su licencia.

Desde la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (AEAFMA), han recordado reiteradamente que son ya «demasiadas agresiones y poca seguridad para un colectivo que tiene que hacer frente a situaciones complicadas con gente armada». El sector pide «justicia y soluciones», y advierte que casos como los de Xavier y David podrían repetirse ya que, cada año, son numerosos los casos de insultos, golpes y amenazas que sufren estos profesionales ambientales. Recuerdan además que la pérdida de estos dos compañeros «podría haberse evitado».

En los últimos meses nos hemos hecho eco de diversos casos de agresiones a agentes ambientales, como el sucedido en Burgos donde en plena noche disparaban contra la vivienda de un agente.