¿Qué es un climatarian o climariano?

0
Cestos con legumbres a granel
Imagen: Daniel Nebreda – Pixabay

Creciente popularización de esta expresión, que define el compromiso con el medio ambiente en nuestros hábitos diarios.

A través de whattsapp, facebook o twitter, la expresión «climatarian» ha comenzado a circular con fuerza en los últimos meses entre la comunidad hispanohablante. Y esta misma semana, El País publicaba un reportaje de Nacho Gómez comentando el tema. Se trata de una expresión surgida en el mundo anglosajón hace años y que incluso es ya recogida en el diccionario de Cambridge. The New York Times la introdujo en 2015 en una lista de diez términos novedosos en el ámbito de la gastronomía. Y el que pasa por ser su primer uso, se documenta en 2009, en un titular del magazine Audubon, que proponía iniciar el nuevo año volviéndonos «climatarians».

una persona que elige lo que come en función de lo que es menos dañino para el medio ambiente

En el diccionario de Cambridge se define como «una persona que elige lo que come en función de lo que es menos dañino para el medio ambiente». Además, se añade que «Al ser un climatariano, estás ayudando a salvar el planeta con tus elecciones de alimentos«. También se añade que «generalmente, los climatarios eliminan de sus dietas la carne y otros alimentos con una elevada huella de carbono».

Un climatarian es alguien que optimiza hábitos para luchar contra el cambio climático

Un climatarian es en el fondo, y resumiendo, alguien que aplica el sentido común en términos ambientales en su día a día, especialmente en la alimentación, pero no sólo. Del mismo modo que el concepto de veganismo hoy en día incluye diversos compromisos más allá de los estrictamente alimentarios. El climatarismo implicaría compromisos y hábitos en favor de la lucha contra la crisis climática.

Esto implica por ejemplo priorizar alimentos del circuito local de proximidad, por ejemplo comprando tomates de una huerta cercana, evitando aquellos importados desde cientos o miles de kilómetros. También se trataría de realizar compras más exactas a las necesidades de un hogar para evitar tirar comida. O por ejemplo, aprovechar a tope los restos alimentarios para cocinar nuevos platos en lugar de tirar grandes cantidades de alimentos. O, más allá de lo alimentario, implicaría por ejemplo tratar de comprar prendas de vestir producidas en entornos próximos o escoger el tren en lugar del avión, e ir a pie o en bici en lugar de coger el coche siempre que sea posible.

Tomates de huerta en una caja de madera
Imagen: Jacqueline Macou

El compromiso de un climatarian puede medirse calculando la huella de carbono

Más allá del sentido común que, una vez convenientemente informados, podemos aplicar ágilmente en el día a día, existen métodos precisos para evaluar cuan correctamente lo estamos haciendo.

Si así lo deseamos, podemos intentar medir nuestra huella de carbono. Y no es necesario que andemos con la «calculadora» todo el día. Simplemente, analizando de vez en cuando nuestros hábitos cotidianos, podremos hacernos una idea clara de la situación y ver como podemos mejorar. Por ejemplo, el proyecto Alimentos Kilométricos de Ecologistas en Acción nos permite ver el CO2 hay detrás de nuestros alimentos. Y la web CeroCO2 ayuda a calcular la huella en viajes y consumo eléctrico o de calefacción. Para hacer cálculos más a fondo podemos también usar el espacio Carbon Footprint Calculator, que permite combinar varios factores.

Fundeu propone usar «climariano» en lugar de «climatarian» o «climatariano»

La creciente popularización durante el verano de 2019 de la expresión «climatarian» llevó a pronunciarse al respecto a la Fundación del Español Urgente. Este organismo asesorado por la Real Academia Española se pronuncia a menudo sobre este tipo de adopción de expresiones llegadas desde el mundo anglosajón. Y en este caso, Fundeu expone que «climariano» es una alternativa válida en español y preferible a la voz inglesa «climatarian» con la que se denomina a la persona que elige qué comer en función de lo que es menos perjudicial para el planeta.

Recuerda Fundeu que «en inglés, climatarian está creada en paralelo con otras voces como vegetarian, o la más novedosa, plasticarian y, en español, este juego puede mantenerse con la alternativa climariano». Así, «de clima puede derivarse climariano, como de vegetal se creó vegetariano». Y añaden que «no sería incorrecta tampoco la forma climatariano, pero en esta variante se añade una sílaba extra que complica innecesariamente el término. Además, climariano tiene ya más uso en español que climatariano, por lo que se recomienda preferentemente la primera forma».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here