Despidiendo a Trudy

0
Trudy, la gorila más longeva en cautividad
Trudy / Foto: Little Rock Zoo, Arkansas

Con 63 años de edad, ha fallecido la gorila que más tiempo ha vivido bajo cuidado humano.

Su edad estimada era de 63 años, aunque algunos expertos consideran que podría ser incluso mayor. Había sido llevada a África a Estados Unidos en el año 1957 siendo apenas una cría. A lo largo de su vida ha vivido en los zoológicos de St Louis y Buffalo. En sus últimos treinta y un años ha vivido en el Little Rock Zoo de Arkansas, la institución que la acogió en 1988 y que recientemente ha anunciado su fallecimiento.

«You’ll be missed, sweet girl», le dedican sus cuidadores a través de las redes sociales. Despiden así a la que definen como «el miembro más querido» del grupo de gorilas de las tierras bajas occidentales. Ningún gorila en cautividad ha vivido hasta una edad tan avanzada.

Hay que recordar que Trudy fue una de las últimas gorilas capturadas en la naturaleza que llegaron a Estados Unidos. Hoy en día, esta práctica ya no está permitida. Los nuevos zoológicos acreditados por una asociación internacional, AZA, que los representa, apuestan por otro modelo. El bienestar animal y la emulación de sus condiciones de vida en entornos naturales adaptados son esenciales bajo ese nuevo criterio. Los gorilas que viven en estos entornos bajo cuidado humano, hoy en día ya nacen en los propios zoos.

«Trudy era muy especial»

Según uno de sus antiguos cuidadores, Syd Tanner, Trudy «era una chica fuerte que hacúa lo que quería y cuando quería». De forma no convencional entre las poblaciones de gorilas y a pesar de que vivía con machos «Trudy lo gobernaba todo y era la jefa», explica Tanner.

Otra de sus cuidadoras, Catherine Tidwell, explica que Trudy era «valiente» y con una gran personalidad a la hora de comunicar lo que quería y cuándo. Catherine también declaró que aunque es atípico que las mujeres vivan con grupos de machos solteros, ella «gobernó» el grupo «y fue, definitivamente, la reina». Una cualidad entrañable que ambos guardianes también recuerdan acerca de Trudy es su particular vocalización de gorila natural. De acuerdo con Tidwell, Trudy emitía este sonido cada vez que era hora de comer o veía a alguien que le gustaba.

“Hay tantos recuerdos, historias y anécdotas para compartir sobre Trudy. Ella es un miembro preciado de la familia del zoológico de Little Rock. Decir que la extrañaremos y que su ausencia es sentida es poco. Nos alegra saber que tuvo un buen hogar con nosotros aquí «, explica la directora del Little Rock Zoo, Susan Altrui.

Observa un vídeo de la gorila Trudy durante uno de sus últimos cumpleaños

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here