Rescatados de un circo, así llegan a su nuevo hogar santuario estos diecisiete felinos

Leones y tigres en santuario sudafricano
Imágenes: ADI International

Desde abril de 2018 en Guatemala se ha establecido la prohibición de usar animales en circos. Desde entonces se ha reubicado a muchos animales salvajes que habían estado en cautiverio durante años. Un ejemplo son los felinos que, nos explican desde Animal Defenders International (ADI), formaban parte del llamado Circo Hermanos Ponce, quienes entregaron inicialmente nueve tigres y dos leones pero retuvieron a siete tigres. Según ADI, los animales fueron mantenidos en un depósito de chatarra durante unos cinco meses hasta que finalmente se aceptó cederlos a ADI, aunque tarde para uno de los cachorros, que falleció en este tiempo.

En el marco de ese desafío, ADI ha difundido a comienzos de 2020 el éxito de una misión harto complicada: buscar hogar a diecisiete grandes felinos. Doce tigres y cinco leones que han encontrado un nuevo hogar en un santuario sudafricano. Fue necesario el esfuerzo de activistas y las donaciones de muchos simpatizantes para lograr completar un traslado delicado que, tras más de cuarenta horas de vuelo con escalas en varios países, acabó con éxito. “Estos animales han sufrido privaciones y abusos durante toda su vida en los circos y, trabajando en conjunto con el Gobierno de Guatemala, ADI ha terminado con su sufrimiento. En el ADI Wildlife Sanctuary, podemos darles algo lo más cercano posible a la libertad de la vida que les fue robada”, explica Jan Creamer, presidente de ADI. La asociación ha desplegado acciones similares en Bolivia, Perú y Colombia, consiguiendo el rescate de alrededor de 200 animales.