Presión en el Parlamento Europeo contra el regadío ilegal en Doñana

Organizaciones ambientales europeas denuncian la intención de legalizar los excesos.

Interior del Parlamento Europeo con los escaños vacíos

“De aprobarse esta propuesta legislativa, otros grandes humedales de España, como el Delta del Ebro, Delta del Llobregat, el Mar Menor, Mar de Campos, Laguna de Antela y La Janda, podrían enfrentar a amenazas similares”. Lo advierte en su carta al Parlamento Europeo la coalición integrada, entre otras, por European Anglers Alliance, European Rivers network, European Environmental Bureau, Wetlands International y WWF, que avisa en la misiva que estarán vigilantes en los próximos meses ante el futuro de Doñana y de la propuesta de ley que podría amnistiar hasta 1,900 hectáreas de regadío ilegal en Doñana.

Graves consecuencias ambientales

Esta coalición de 30 organizaciones ambientales europeas, ha enviado en marzo de 2022 una carta al Parlamento Europeo para denunciar la propuesta del PP, Ciudadanos y Vox para legalizar el regadío ilegal en Doñana. Las organizaciones muestran su preocupación por la “inminente y grave amenaza” que se cierne sobre el mayor humedal de Europa, y piden al Parlamento que haga uso de sus competencias y denuncie el grave ataque a este humedal si se aprueba esta propuesta de ley, que podría constituir además un precedente negativo para la aplicación de la normativa comunitaria medioambiental.

Las organizaciones ambientales consideran que la proposición de ley ignora las graves consecuencias ambientales que tendrá sobre los Valores Universales Excepcionales de Doñana reconocidos por la Unesco, así como la profunda brecha social e institucional que esta iniciativa ya ha traído a este territorio.

La denuncia de estas organizaciones ambientales a la propuesta de ley, se suma a la preocupación expresada por organismos como la Unesco, el Convenio Ramsar de Humedales, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la Comisión Europea, el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, sociedades científicas, y también parte de los agricultores del entorno de Doñana. Recientemente, incluso algunas de las principales empresas del sector de supermercados europeos se ha pronunciado criticamente contra el plan de legalizar los regadíos ilegales en Doñana.