Diez mil dólares por matar pumas en Argentina

0

Cazadores internacionales vuelan a bordo de aviones privados, buscando matar.

Foto: PETA

“La espantosa temporada de caza en Argentina está en pleno apogeo y los cazadores internacionales vuelan a bordo de aviones privados, buscando matar por la emoción generada en lugares de caza como La Pampa”. Lo denuncia PETA, advirtiendo que estos cazadores rastrean y matan pumas, capibaras, búfalos y varias especies de animales, a menudo mostrando su animal muerto como “trofeo” en las redes sociales.

Según la asociación, algunos cazadores internacionales estarían pagando hasta diez mil dólares “para rastrear y matar violentamente a los pumas en las reservas de caza de Argentina”. “Muchos establecimientos de caza facilitan la tarea de los cazadores al dejar a estos animales indefensos de manera deliberada. Algunas granjas de fauna silvestre tienen a los animales en cautiverio, los drogan y los liberan en los campos”, aseguran.

Caza trofeo - cazadores posan con ciervo muerto
Foto: PETA

Critican también el uso de arcos y la introducción de especies no nativas

Además de la caza con armas de fuego, también se está denunciando el incremento de la caza con arco. Un estudio referido por el colectivo indica que más del 50% de las veces los cazadores con arco no matan a los ciervos alcanzados por las flechas. Otro estudio encontró que, por cada ciervo asesinado por un cazador con arco, al menos uno más escapa y sufre y muere lentamente.

“Se introducen especies no nativas solo como objetivos para cazadores sedientos de sangre: La caza altera el equilibrio natural de los ecosistemas y puede ser perjudicial para las poblaciones de ciertas especies. Para contrarrestar los efectos de la grave disminución de las poblaciones de las especies nativas de Argentina debido a la caza, algunos establecimientos introdujeron especies no nativas, como búfalos de agua, jabalíes, antílopes negros y otras, para que los cazadores sedientos de sangre puedan continuar matando innecesariamente a nuestros congéneres animales”.