Día Mundial de la Diversidad Biológica

0


Se celebra cada 22 de mayo, declarado oficial desde el año 2001 por la ONU, con el objetivo de concienciar e informar a la sociedad sobre la importancia de la biodiversidad.

Fue escogida esta fecha debido a que fue el 22 de mayo de 1992 cuando se aprobó el llamado Convenio sobre la Diversidad Biológica. Este Convenio fue todo un hito ya que supuso el primer acuerdo global para, de un modo más riguroso, involucrar al mayor número de países del planeta en debatir y afrontar los desafíos de la diversidad biológica. De hecho, es el primer documento de ámbito planetario que subraya que la diversidad biológica es una preocupación común de la humanidad y una parte esencial de su proceso de desarrollo.

El valor de la diversidad biológica

Si bien cada vez somos más conscientes de que la diversidad biológica es un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras, el número de especies disminuye a un ritmo acelerado, debido a la actividad humana. Dada la importancia de la educación y la conciencia públicas sobre esta amenaza, las Naciones Unidas decidieron proclamar la celebración de este Día Internacional de la Diversidad Biológica cada año.

La pérdida de la biodiversidad es una pérdida para la humanidad

Se entiende por biodiversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes, pero también incluye las diferencias genéticas dentro de cada especie -por ejemplo, entre las variedades de cultivos y las razas de ganado-, así como la variedad de ecosistemas (lagos, bosques, desiertos, campos agrarios,…) que albergan múltiples interacciones entre sus miembros (humanos, plantas, animales) y su entorno (agua, aire, suelo…)

Los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones. Los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unos 3.000 millones de personas. Más del 80% de la dieta humana está compuesta por las plantas. Aproximadamente, el 80% de las personas que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo, dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas para la atención básica de la salud.

Pero la pérdida de esta diversidad, subraya Naciones Unidas, amenaza todos estos ámbitos, incluida nuestra salud. Existen pruebas de que perder nuestra biodiversidad podría aumentar los casos de zoonosis – enfermedades transmitidas de los animales a los humanosd- mientras que, por el contrario, si conseguimos mantenerla estable, esta podría ser una gran herramienta en la lucha contra pandemias como aquellas causadas por los coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here