El peligroso pesticida lindano aún persiste en bosques de Bizkaia y Huesca

0

Foto: Ecologistas en Acción

Preocupantes datos evidencian la «negligente» gestión de los residuos de una sustancia que ha dejado de usarse.

Ecologistas en Acción subraya la urgencia de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico «elabore y ponga en marcha un plan para la completa erradicación de los residuos de lindano existentes en la península».

La petición va acompañada de los «preocupantes» datos de la concentración de esta sustancia en muestras de madera de bosques de Euskadi y Huesca en zonas próximas a donde se vertían los residuos procedentes de la fabricación de lindano. Este peligroso y persistente pesticida fue fabricado en diversos lugares del Estado español en los años 70 y 80 del siglo pasado y Barakaldo (Bizkaia) y Sabiñánigo (Huesca) concentraban altas producciones.

Aunque han transcurrido décadas desde que su fabricación y uso cesó, su presencia en agua y suelos es todavía abundante. Los ecologistas exponen por ejemplo el grave caso del embalse de Oiola, que tuvo que dejar de utilizarse para el abastecimiento a poblaciones. «Una gran infraestructura hidráulica, cuya construcción conllevó un importante coste ambiental y económico, y que ahora no tiene utilidad alguna», lamentan.

Negligente gestión de residuos

«La gestión de dichos residuos fue negligente, esparciéndolos sin apenas control por diferentes puntos de la península, especialmente en el entorno de los municipios donde se fabricaba», denuncian.

Los estudios realizados por Ecologistas en Acción confirmaron la presencia de altas concentraciones de lindano: 3.64 mg/kg en Enekuri (en los alrededores de Bilbao), 6.47 mg/kg en Jata (Armintza, Bizkaia) y 0.94 mg/kg en Sabiñánigo (Huesca). Algunos de esos bosques están dedicados a la producción de madera, por lo que se estaría distribuyendo un material que contiene un compuesto altamente tóxico y persistente. Además, en el caso de que se produjera un incendio en esos bosques, se generaría fosgeno, un gas muy venenoso usado durante la Primera Guerra Mundial.

Además de en Euskadi y Aragón se ha detectado contaminación por lindano en áreas de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Galicia, Cataluña y Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here