Brutal incremento del consumo de carne de perro en China como sustituto del cerdo

Imagen: HSI

La epidemia de fiebre porcina que asola China ha causado que el precio de la carne de cerdo se disparase un 69% en el mercado. Quedando así fuera del alcance de una gran cantidad de población, los consumidores han buscado alternativas más baratas. De este modo, gran cantidad de personas están recurriendo a la carne de perro como sustituto. La otrora popular carne de cerdo ha disparado su precio hasta casi cuadruplicarse en muchos mercados en sólo un año.

Comer perro es considerado como un tabú en gran parte del mundo occidental, pero China y otros países tienen una larga tradición de comerse al mejor amigo del ser humano. De hecho, China es uno de los mayores consumidores de carne de perro del mundo y en múltiples lugares de todo el país hay celebraciones y festivales en la que la carne de perro es la protagonista.

Festival de carne de perro de Yulin (China) / Imagen: Maria Ly – Wikimedia Commons

Sustituyen masivamente la carne de cerdo por carne de perro y de conejo

En China, si bien el perro y otras carnes tienen que cumplir un conjunto de leyes de consumo bastante restrictivas en realidad resultan difíciles de aplicar para proteger la salud de los ciudadanos. La carne de perro se puede encontrar con bastante facilidad ya que los mercados al aires libre siguen vendiéndola. De hecho, muchos restaurantes estarían recomendando a los clientes que, para ahorrar en el precio de los platos, elijan carne de perro, también conocida como “carne aromática” en China y como “carne dulce” en Corea.

El perro, junto con el conejo, también se está volviendo más común en los mercados. La prensa china informa incluso de que tener carne de cerdo convierte a los compradores en blanco de ladrones. El precio de la carne de cerdo es tan elevado que el único corte de cerdo más barato que el de conejo es un hueso de la pierna porcina sin un solo trozo de carne. La causa principal de que que los perros y los conejos se hayan convertido en algunas de las carnes más baratas disponibles para los chinos es que son animales que se reproducen en grandes cantidades.

En todo caso, la peste porcina no ha hecho más que multiplicar las cifras de un problema preexistente. La asociación Humane Society International (HSI) ha documentado durante años que millones de perros e incluso gatos son cruelmente abatidos constantemente para alimentar el consumo de la ciudadanía. En todo caso, en toda Asia existe una creciente oposición local a este comercio debido a esta crueldad. Colectivos como HSI trabajan intensamente en la concienciación de la población para terminar con estas prácticas.