Una de cada cinco especies de reptiles está en peligro de extinción

Es probable que los esfuerzos de conservación de otros animales hayan ayudado a proteger muchas especies de reptiles, según un nuevo estudio dirigido por NatureServe, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y Conservación Internacional.

Imágenes de Foto-Rabe, ThuyHaBich, Pexels y RalphsPhotos para Pixabay

El estudio, publicado en la revista Nature, presenta un análisis de la primera evaluación integral del riesgo de extinción de los reptiles en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN , que encontró que al menos el 21% de todas las especies de reptiles a nivel mundial están amenazadas de extinción.

Para el estudio de Nature , un equipo de investigación diverso, que representa a 24 países de seis continentes, analizó las necesidades de conservación de 10 196 especies de reptiles en comparación con mamíferos, aves y anfibios. Los reptiles en el estudio incluyen tortugas, cocodrilos, lagartijas, serpientes y tuatara, el único miembro vivo de un linaje que evolucionó en el período Triásico hace aproximadamente 200-250 millones de años.

“La protección del hábitat es esencial para proteger a los reptiles”

La investigación reveló que los esfuerzos para conservar mamíferos, aves y anfibios amenazados tienen más probabilidades de lo esperado de beneficiar conjuntamente a muchos reptiles amenazados. Aunque se sabe que los reptiles habitan en hábitats áridos como desiertos y matorrales, la mayoría de las especies de reptiles se encuentran en hábitats boscosos, donde ellos, y otros grupos de vertebrados, sufren amenazas como la tala y la conversión de bosques a la agricultura. El estudio encontró que el 30% de los reptiles que habitan en los bosques están en riesgo de extinción, en comparación con el 14% de los reptiles en hábitats áridos.

“Me sorprendió el grado en que los mamíferos, las aves y los anfibios, en conjunto, pueden servir como sustitutos de los reptiles”, explica el doctor Bruce Young, codirector del estudio y zoólogo jefe y científico sénior de conservación de NatureServe. “ Esta es una buena noticia porque los extensos esfuerzos para proteger a los animales más conocidos probablemente también hayan contribuido a proteger a muchos reptiles. La protección del hábitat es esencial para proteger a los reptiles, así como a otros vertebrados, de amenazas como las actividades agrícolas y el desarrollo urbano”

Enfrentan una amplia gama de amenazas en una variedad de hábitats

El estudio también destacó lo que podemos perder si no protegemos a los reptiles. Si cada uno de los 1.829 reptiles amenazados se extinguiera, perderíamos un total de 15.600 millones de años de historia evolutiva, incluidas innumerables adaptaciones para vivir en diversos entornos.

“Los resultados de la Evaluación Global de Reptiles señalan la necesidad de intensificar los esfuerzos globales para conservarlos ”, destaca Neil Cox, colíder del estudio y Gerente de la Unidad de Evaluación de la Biodiversidad de IUCN-Conservation International. “Debido a que los reptiles son tan diversos, enfrentan una amplia gama de amenazas en una variedad de hábitats. Es necesario un plan de acción multifacético para proteger a estas especies, con toda la historia evolutiva que representan”

Los autores señalan que todavía se necesitan medidas de conservación urgentes y específicas para proteger algunas de las especies de reptiles más amenazadas, especialmente los lagartos endémicos de las islas amenazados por depredadores introducidos y aquellos que se ven más directamente afectados por los humanos. Por ejemplo, la caza, más que la modificación del hábitat, es la principal amenaza para las tortugas y los cocodrilos, la mitad de los cuales están en peligro de extinción.

“Los reptiles no se utilizan a menudo para inspirar acciones de conservación, pero son criaturas fascinantes y cumplen funciones indispensables en los ecosistemas de todo el planeta. Todos nos beneficiamos de su papel en el control de las especies de plagas y como presa para las aves y otros animales”, afirmó el doctor Sean T. O’Brien, presidente y director ejecutivo de NatureServe. “El análisis de la primera Evaluación Global de Reptiles nos permite identificar dónde los reptiles necesitan más ayuda y sirve como un paso importante para contrarrestar la crisis de extinción global”.