¿Por qué está cambiando el clima? ¿Qué es el efecto invernadero?

0
El clima y el impacto de los Gases de Efecto Invernadero
Imagen: Wikimedia Commons

El concepto de cambio climático y el concepto de efecto invernadero están muy relacionados. Es importante dejar claro primero a qué nos referimos cuando hablamos de «Efecto Invernadero». De su presencia mediática en los últimos años a menudo se ha generado una imagen errónea.

El Efecto Invernadero no es un problema en si mismo. Muy al contrario, a lo largo de la historia del planeta, el Efecto Invernadero ha sido fundamental para el desarrollo de la vida en el planeta Tierra.

Pensemos en cómo es un invernadero y qué efecto se produce en él. La temperatura del interior es mucho mayor que la del exterior. La cobertura de plástico o de cristal que habitualmente cubre un invernadero, deja entrar la luz solar, pero no deja salir el calor.

Así influyen los GEI en la temperatura planetaria

Los llamados Gases de Efecto Invernadero (GEI), crean un fenómeno similar, pero rodeando toda la Tierra. Es decir, retienen parte del calor que nos llega desde el Sol. Ese Efecto Invernadero ha funcionado durante siglos sobre la superficie del planeta. Sin ese factor de Efecto Invernadero, las temperaturas sobre la Tierra serían exageradamente elevadas durante el día. Y al contrario, serían extremadamente bajas durante la noche.

La temperatura media sobre el planeta es de alrededor de 15ºC. Pero sin la protección de los GEI, sería de -19ºC, complicando la vida sobre la superficie de la Tierra. Esto ha permanecido estable durante milenios. Pero…

¿Cuáles son los Gases de Efecto Invernadero? Y ¿Cuándo comenzaron a ser un problema los GEI?

Los Gases de Efecto Invernadero están compuestos fundamentalmente por vapor de agua, dióxido de carbono (CO2), metano, óxidos de nitrógeno, hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos y hexafluoruro de azufre.

La Revolución Industrial modificó la presencia natural de estos gases en la atmósfera. El uso creciente de los combustibles fósiles en la actividad industrial y en el transporte, liberó grandes cantidades extra de gases a la atmósfera. Sobre todo de óxidos de nitrógeno y de dióxido de carbono. De forma paralela, la intensa tala de árboles y acelerada deforestación afectaron gravemente la capacidad de los bosques para retener CO2.

La mezcla de esos dos factores inauguró un problema inexistente. Se rompió así la estabilidad de ese Efecto Invernadero que había protegido la vida en el planeta durante milenios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here