Gigante empresarial pide a pequeño agricultor un millón de euros

0

Greenpeace denuncia en el informe ‘Coren contra Manuel’ la existencia de «prácticas abusivas» en la comarca de A Limia.

El agricultor Manuel García / Foto: Pedro Maestre – Greenpeace

«Estamos ante unas empresas todopoderosas, que manejan mucho dinero e implican a muchas familias y resulta difícil denunciar sus malas prácticas», ha declarado Manuel García, agricultor ecológico y miembro del Movimiento Ecoloxista da Limia. «Pero era necesario, porque estábamos llegando a un punto de colapso total de los recursos hídricos de A Limia».

Manuel es apoyado estos días en el marco de la campaña #hablaRural, dentro de la cual Greenpeace ha lanzado este miércoles 19 de noviembre el informe ‘Coren contra Manuel. Un caso de SLAPP en la campiña gallega’. En este análisis, Greenpeace denuncia «las prácticas a las que el gigante cárnico recurre para silenciar a las personas críticas con su modelo de negocio y con la ganadería industrial, principal causante de la grave e histórica contaminación que sufren los acuíferos de la comarca de A Limia, en Ourense».

«SLAPP» o práctica de intimidación

Greenpeace pone así el foco en este caso de denuncia «por daños y perjuicios» que el propio Grupo Coren ha interpuesto en febrero de 2020 contra el activista medioambiental Manuel García, por la que le exigen un millón de euros por unas declaraciones en las que el agricultor denunciaba la contaminación del embalse de As Conchas y señalaba a Coren entre los responsables.

Este tipo de demandas millonarias (SLAPP, por sus siglas en inglés) son una forma de intimidación legal y acoso judicial cada vez más habitual en todo el mundo, «a través de las cuales las grandes corporaciones tratan de silenciar a periodistas o activistas, especialmente en asuntos relacionados con la corrupción y malas prácticas empresariales, como la contaminación medioambiental», expone Greenpeace. El colectivo ambiental trabaja para regular el uso de este tipo de demandas en la UE, por la amenaza que suponen para la labor de las organizaciones y activistas ecologistas.

Grupo cooperativo con fuerte crecimiento

El Grupo Coren, dedicado fundamentalmente a la producción en avicultura de carne y puesta, porcino y vacuno, es la primera sociedad cooperativa española y la décima en el sector de las carnes en el conjunto de la Unión Europea. Está entre las 35 empresas productoras de carne y lácteos más grandes del mundo por volumen de producción. El grupo ourensano cerró 2019 con un beneficio de 4,4 millones de euros tras disparar sus ventas en el exterior y ahora pone el foco en China para seguir creciendo.

La asociación ambiental destaca que el crecimiento exponencial de la cuenta de resultados del Grupo Coren «está asociado a su apuesta por la ganadería industrial y es parejo con la degradación ambiental que padece la comarca de A Limia donde, principalmente, desarrolla su actividad». «Varios estudios científicos y los resultados oficiales del seguimiento de la calidad de las aguas en la zona muestran que la contaminación de las aguas por nitratos, fósforo y otros compuestos se debe principalmente a la ingente cantidad de residuos que origina la ganadería industrial y la absoluta falta de control de su vertido en los campos gallegos», exponen los ambientalistas.

El creciente problema de los nitratos

«Galicia es la única comunidad autónoma que hasta la fecha no ha designado ninguna Zona Vulnerable a los Nitratos, tal como exige la Directiva de Nitratos», llama la atención Greenpeace.

Recuerdan que el incumplimiento reiterado de esta directiva por parte de España hizo que la Comisión Europea enviara un dictamen motivado el 2 de julio de 2020. La contaminación histórica del agua, el inclumplimiento de varias normativas, el modelo agroindustrial imperante en A Limia y la mala gestión de los residuos ganaderos es algo que viene siendo denunciado desde hace años por colectivos como la Sociedade Galega de Historia Natural, el Movimiento Ecoloxista da Limia (MEL), al que pertenece Manuel García, y la plataforma vecinal Auga Limpa Xa!

«El crecimiento desorbitado de la ganadería industrial en A Limia está provocando un aumento continuo de las concentraciones de nitratos en las aguas superficiales y subterráneas, dejando incluso a poblaciones sin agua potable», ha afirmado Serafín González, doctor en biología, investigador científico del CSIC, experto en nitratos y presidente de la Sociedade Galega de Historia Natural y gran conocedor de los problemas medioambientales de la comarca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here