Guía para comprar online de forma sostenible

0

«Mediante publicidad personalizada a través de algoritmos que identifican nuestras debilidades, las empresas manipulan nuestros deseos e incluso detectan nuestros momentos de vulnerabilidad para que sigamos consumiendo al ritmo actual. El mejor ejemplo es China, donde en solo 15 años se ha pasado de recibir un paquete por persona al año a casi 35 paquetes de media por sus compras online», explica Celia Ojeda, responsable del proyecto de ciudades en Greenpeace Internacional.

Imagen de Black17BG en Pixabay

Para la organización ecologista, el e-commerce se puede transformar en un sector sostenible en el que se apoyen los comercios locales, pero, para ello, es necesario establecer medidas que afecten tanto a las empresas de venta y a las transportistas como a las personas consumidoras.

“Comprar online no es malo en sí mismo, de hecho, durante la pandemia ha dado una posibilidad a pequeños negocios que no tenían otra forma de vender sus productos. Sin embargo, el consumo masivo sí tiene consecuencias muy negativas: necesitaríamos tres planetas Tierra para satisfacer nuestra tasa actual de consumo”, subraya García.

¿Cómo comprar online de forma sostenible?

  • Compra local, prioriza las tiendas de barrio: En lugar de comprar en grandes superficies online y aumentar las ganancias de empresas contaminantes, hazlo en tiendas pequeñas. La satisfacción de comprar en librerías, restaurantes y artesanos que están en riesgo es mucho mayor que la efímera alegría de una compra impersonal.
  • Cuando sea posible, elige productos ecológicos sin embalajes. Antes de comprar, pregunta en la tienda qué tipo de embalaje ofrecen. Si no puedes reutilizarlo o devolverlo mediante políticas de devolución, prioriza las opciones recicladas, pero ten cuidado con las falsas soluciones. Ten en cuenta el tamaño de la caja: debe ser acorde con el tamaño del producto que va dentro.
  • Elige establecimientos que dispongan de puntos de recogida o recogida en tienda, a los que puedas llegar caminando, en bicicleta o transporte público, así no tendrás que esperar en casa a recibir tu envío y evitas las emisiones de efecto invernadero generadas por el transporte y el exceso de embalaje. Cuando las entregas sean completamente necesarias, elige sistemas sostenibles (por ejemplo, empresas de reparto en bicicleta).
  • Evita las devoluciones. Haz las preguntas necesarias para comprar la talla o modelo adecuado.
  • Compra de segunda mano, repara o intercambia productos. Incluso si están online, les estás dando una vida útil más larga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here