Día sin Coches, ¿Por qué sólo un día?

Bus, bicicleta y peatón en el Día sin Coche
Imagen: SEM

Se cumplen veinte años desde la aparición de la iniciativa por una Semana Europea de la Movilidad (SEM). Una idea que comenzó a difundirse en el año 1999 y que la Comisión Europea apoya desde el año 2000. Desde entonces, cada mes de septiembre se establecen estos siete días para el fomento de la movilidad sostenible. El objetivo es concienciar sobre las consecuencias negativas del uso irracional del coche en los entornos urbanos. Una utilización excesiva de vehículos que afecta tanto a la salud pública como el medio ambiente.

Este período de sensibilización colectiva termina cada año con el evento denominado Día sin Coches. El tema elegido para la campaña de la SEM en 2019 es “Camina y pedalea de forma segura”. Se trata de destaca los beneficios que tienen estas dos formas de desplazamiento para nuestra salud, para el medio ambiente y para nuestra economía. La campaña quiere involucrar a ayuntamientos de pequeñas y grandes ciudades, pero también a empresas, ONGs, asociaciones, así como al total de la ciudadanía y sus responsables políticos, para concienciar sobre las ventajas que presentan los medios de transporte sostenibles frente al uso del coche.

La masiva adhesión a esta jornada contrasta con el compromiso real que municipios de toda Europa están de verdad asumiendo en este sentido. Y ahí la situación es muy dispar. Existen lugares donde a lo largo del año se celebra más de un Día sin Coches, normalmente en domingo. Aunque lo cierto es que estas jornadas pasan por ser en el fondo días festivos, para pasear y sacar las bicicletas a las calles normalmente invadidas por coches durante toda la semana laboral. Pero en realidad, el espíritu del Día sin Coches implicaba ir más allá, y sensibilizar para cambiar el enfoque urbanístico y de movilidad al completo. Y es que… ¿Por qué sólo un día sin coche? ¿Por qué no cambiar el modelo de movilidad de una ciudad para que podamos desplazarnos con rapidez y fluidez sin necesidad de un coche?

Buenas prácticas de las ciudades ganadoras de los premios de Movilidad

La Comisión Europea elabora ahora también una guía de buenas prácticas de la SEM. En 2019, por ejemplo, se destacan los considerados mejores logros en la edición anterior y finalistas de los Premios Semana Europea de la Movilidad. La ciudad ganadora en la anterior edición en el apartado de grandes urbes ha sido Lisboa. La capital portuguesa organizó una serie de actividades durante la SEM que incluyeron: viajes en bicicleta a museos, talleres gratuitos de reparación de bicicletas y un premio especial para personas y organizaciones que promovieron el uso de bicicletas Estas actividades complementaron la inauguración de 31 nuevas estaciones para compartir bicicletas, carriles para bicicletas nuevos y ampliados y 800 nuevas áreas de estacionamiento para bicicletas. Los otros finalistas del Premio European Mobility Week para municipios más grandes fueron Gdynia (Polonia) y Palma (España).

En el apartado de municipios más pequeños, Lindau (Alemania), fue la ganadora. Entre otros, organizó: puntos de información en la calle para comunicar los beneficios de moverse a pié, un autobús híbrido gratuito y un taxi acuático durante el Día sin automóviles, recompensas a ciudadanos que viajaron en bicicleta, a pie, en autobús o en tren durante la semana con un desayuno gratis, etc. También instaló casi 500 nuevos aparcamientos para bicicletas en las estaciones de tren y paradas de autobús, lo que facilita el desplazamiento hacia y desde el transporte público. Por último, lanzaron una nueva aplicación de movilidad multimodal que permite a los usuarios planificar una ruta utilizando diferentes modos de transporte. Karditsa (Grecia) y Oliveira do Bairro (Portugal) fueron las finalistas del Premio en este apartado.