A finales de siglo puede no quedar ningún glaciar y al Pizol ya le han celebrado su funeral

Funeral por el glaciar Pizol
Imágenes: Klimaschutz Schweiz, Matthias Huss y BBC News

Más de medio millar de glaciares en Suíza ya han desaparecido en las últimas décadas. El país alpino es con claridad uno de los que evidencia en sus montañas el impacto del cambio climático. El glaciar Pizol es uno de los ejemplos. Objeto de múltiples estudios durante décadas, este glaciar ha ido perdiendo extensión a pasos agigantados en apenas una década, hasta quedarse en apenas menos del 10% de lo que fue su extensión hace menos de veinte años, víctima de la crisis climática.

Evolución de un glaciar desaparecido en un par de décadas
Por este motivo, una iniciativa en Suíza, capitaneada entre otros por la asociación Klimaschutz Schweiz, ha organizado un simbólico funeral para despedir al Pizol. Así que, un amplio grupo de activistas se han desplazado hasta Wangs, y a unos 2.700 metros de altitud han organizado esta despedida del que fue un amplio glaciar alpino. Los participantes se vistieron mayoritariamente de negro para ejemplificar el duelo y realizaron una marcha fúnebre de un par de horas, que incluyó música y flores para lamentar la muerte de este glaciar.

Marcha fúnebre en los Alpes suízos

Uno de los promotores y participantes fue el experto Matthias Huss, a quien precisamente citábamos no hace mucho en Diario.eco al hilo de un estudio publicado recientemente. Un informe que pronostica que a final de siglo el noventa por ciento de los actuales glaciares ya no existirán. Anteriormente también habíamos contado lo sucedido en Islandia con el glaciar Okjökull, que un siglo atrás era un espectacular glaciar que ocupaba 16 kilómetros cuadrados y hoy es lo que los científicos llaman “hielo muerto”.