Vota el árbol europeo del año 2024

Quince excelentes candidatos. La votación está abierta hasta el jueves 22 de febrero incluído.

Haya de Bayeux
/ Crédito: Francois Trinel – European Tree of Year Contest – www.treeoftheyear.org

Aquí algunos de los participantes:

Un monumento viviente: el haya llorona de Bayeux

El Haya de Bayeux (FAGUS SYLVATICA F. PENDULA) es un raro monumento natural francés que se ha vuelto tan famoso como el Tapiz de Bayeux en Normandía. Popular por su inmenso dosel lloroso y sus enormes ramas retorcidas probablemente relacionadas con la fau de Verzy, es un lugar romántico muy conocido. Su antigüedad se estima en 160 años.

El Roble Español de La Vega

“El Chaparro de la Vega” (QUERCUS ILEX VAR. ROTUNDIFOLIA), una encina

con alrededor de 400 años de antigüedad tiene un tamaño extraordinario: más de 12 metros de altura, su tronco tiene una circunferencia de más de 4 metros, la copa tiene un diámetro de más de 28 metros y la proyección de su sombra tiene unos 580 m2, donde ostenta el récord de mayor número de personas bajo su copa, un total de 2000 personas. Se encuentra en un estado de conservación excepcional, gracias en gran parte a la gente de Coripe, que lo ha cuidado durante generaciones. Cada mes de mayo se celebra cerca del árbol «la Romería» en honor a «la Virgen de Fátima».

El corazón del jardín

Esta haya común (FAGUS SYLVATICA) ‘ATROPUNICEA’ en el Jardín Botánico de la Universidad de Wroclaw, en Polonia, crece en el centro de un antiguo parque. Su aspecto majestuoso nos impresiona con su tronco grueso y de forma inusual, sus ramas muy extendidas y sus hojas de color púrpura que brillan maravillosamente al sol. El «Corazón del Jardín» es una prueba viviente de la agitación histórica de un antiguo parque y domina el Arboretum situado a su alrededor. A la sombra de su gran y extendida copa, todavía se reúnen entusiastas, como hace 100 o 200 años, unidos por su admiración por la naturaleza.

La simbiosis perfecta entre la Naturaleza y el Humano

Esta camelia (CAMELLIA JAPONICA L.), en Guimarães, en Portugal, con una edad estimada de 200 años, ubicada dentro de los jardines centenarios de la antigua Villa Margaridi (siglo X), integrada en un Jardín Histórico, ejemplificando el arte del Topiario, con alto valor estético y biológico, se destaca por siglos de cuidadosa modelación, que han dado como resultado una creación monumental de volúmenes, colores y formas geométricas. Un magnífico ejemplo de la simbiosis entre la Naturaleza y el Humano. Está catalogado como Patrimonio Nacional desde 2022 y fue elegido Árbol del Año, en Guimarães, en 2021.

Guardián de la historia en suelo ucraniano

«El Roble Milenario» (QUERCUS ROBUR L.), con una edad estimada de más de 1000 años, es el árbol más antiguo de la región de Lviv, en Ucrania, que echó raíces en el territorio de la iglesia local en el pueblo de Veryn. En 1984, el viejo roble recibió el estatus de monumento botánico. El árbol tiene varios huecos, uno de los cuales es tan grande que parece una cueva. Existe la leyenda de que durante la Segunda Guerra Mundial un francotirador se sentó en la hondonada e impidió que se cruzara el río Dniéster.

El Olivo Milenario de Luras

El olivo milenario de Luras (OLEA EROPAEA SUBSP. OLEASTER) es una maravilla natural que fascina y sorprende por su grandeza y belleza. Situado en la pequeña localidad de Luras, en Cerdeña, este árbol centenario está considerado uno de los ejemplares de acebuche más antiguos de la isla. Se le define como el “Patriarca de la naturaleza” por la sabiduría de su longevidad, con edad estimada entre 3000 y 4000 años. El árbol tiene una estructura robusta y resistente, lo que atestigua su longevidad, un verdadero símbolo de resiliencia y continuidad.

Pulsa aquí para votar