Vecinos de Pozuelo de Alarcón se movilizan contra la destrucción del área natural de Montegancedo

Intensas críticas al macroproyecto en un municipio con fuerte presión urbanística que necesita de espacios de disfrute al aire libre.

Área natural Parque de Montegancedo, en Pozuelo de Alarcón
Área natural Parque de MonteGancedo / Fotos: Plataforma Salvemos Montegancedo

El Parque Periférico de MonteGancedo es un entorno único y privilegiado digno de proteger, situado al suroeste de Pozuelo de Alarcón, entre Boadilla, la Casa de Campo y el Parque Regional del Río Guadarrama, tenemos un paraje natural de especial interés llamado Montegancedo. “Es una de las últimas áreas de monte densamente poblado por árboles, si no la última que nos queda en esta zona. Décadas sin actividad humana han hecho de Montegancedo su hogar numerosas especies de animales y vegetales. El asunto viene de largo, pero ahora hay riesgo real de qué se destruya definitivamente Montegancedo”, nos explica Isabel, una de las personas que integra la plataforma Salvemos Montegancedo.

La actuación programada por varios promotores urbanísticos en terrenos que, en buena parte, habían sido propiedad del Ministerio de Defensa hasta 2006, momento en el que se realizó una subasta, planea la construcción de 1050 viviendas (900 colectivas y 150 unifamiliares), la construcción de un acceso directo desde la M-40 o el desvío de la vía pecuaria Vereda del Camino de Alcorcón.

Área natural de Montegancedo, fotos con puesta de sol
Fotos: Plataforma Salvemos Montegancedo

Destrucción de un enclave de gran importancia ecológica

En el ámbito donde se proyecta esta amplia urbanización se localiza la dehesa de Monte Gancedo, un bosque de encinas, alcornoques, coscojas, quejigos, pinos piñoneros y sabinas. Desde Ecologistas en Acción han recordado que este enclave tiene una gran importancia ecológica por su función de isla-refugio para la fauna y la flora, al tratarse de un espacio libre rodeado de viviendas e infraestructuras.

Por otra parte, no menor es su importancia desde el punto de vista de su función social, ya que sirve de área de esparcimiento. En realidad, en el anterior plan general de Pozuelo de Alarcón, este bosque y su entorno estuvieron protegidos y calificados como sistema general con ordenación de parque natural. Paradójicamente, en 2002, con la aprobación del plan general vigente pasó a reclasificarse a suelo urbano. “Pero esa circunstancia no ha variado el valor natural de los terrenos”, señalan desde el colectivo.

“El daño, si se lleva a cabo, será irreparable y se perderá para siempre la unica zona de monte qué nos quedan en Pozuelo”, lamentan desde la plataforma vecinal.

Más información en la web Salvemos Montegancedo