Los «crueles excesos» en granjas de alpacas ponen en cuestión este negocio textil

0

Fotos: PETA

Investigación de PETA muestra incluso alpacas embarazadas atadas y heridas para usar su lana en jerséis y bufandas.

Chillidos de terror, vómitos, golpes y sangre tiñen de oscuro un negocio textil poco conocido. La asociación People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) ha revelado lo que estaba sucediendo en Mallkini, en la que se ha definido como la mayor granja de alpacas de propiedad privada en todo el mundo, ubicada en la zona de Muñani, en Perú, propiedad del mayor grupo exportador de hilo de alpaca.

Las fotos y vídeos muestran a trabajadores sacando a rastras a los animales, atándolos por las cuatro patas en un dispositivo «que recordaba un potro de tortura medieval» y que podría llegar a dislocar sus articulaciones, con el fin de hacerse con su lana. Como resultado de la investigación encubierta de PETA, grupos textiles como H&M, Gap Inc., Valentino, Uniqlo y otras han anunciado la progresiva eliminación de la alpaca y cortado relación con los proveedores acusados de estas reprochables prácticas.

Vídeo denuncia de PETA sobre la situación de las alpacas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here