Con casi cien brotes de Covid en Andalucía permiten llenar una plaza de toros

Extractos de imágenes: TW de @lavozdelsures @pablom_m @GobernoAlem @campsoscar @joseigs_ @IsabelBenjumea

Investigarán lo sucedido en El Puerto de Santa María, cuyas imágenes han encendido la indignación.

El propio presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, admitía este viernes 7 de agosto de 2020 que un centenar de personas permanecen ingresadas por coronavirus en los hospitales de esta comunidad autónoma, aunque aseguraba que “la situación sigue bajo control”. Mientras, los brotes activos de Covid-19 en Andalucía ascienden a 96, de los que sólo 15 se consideran bajo control y el resto permanecen en investigación.

Ante este contexto de datos resulta más grave lo sucedido en este inicio de agosto en el municipio de El Puerto de Santa María, donde se autorizó la celebración del 140 aniversario de su plaza taurina con una matanza de toros que se convirtió en multitudinaria y donde presuntamente no se habría cumplido con las medidas de seguridad sanitaria exigidas.

Presunto incumplimiento de normas

Las imágenes de la plaza llena de gente y donde se apreciaría el incumplimiento de las medidas de distancia social establecidas, se han difundido con rapidez a través de redes sociales. Entre el público se encontraban personas muy conocidas, entre otras el líder de Vox, Santiago Abascal, o la eurodiputada del PP Isabel Benjumea, a quienes los internautas les han reprochado su participación en lo sucedido.

El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha asegurado a través de su cuenta de twitter que el aforo estaba limitado al 50% y que esa limitación se habría cumplido, aportando una imagen de una bancada donde se ve alrededor de media docena de asientos libres. En respuesta a un usuario, también han atribuído las quejas a que “la óptica juega malas pasadas”. En redes, le han reprochado a los responsables locales que las abundantes fotos difundidas del evento muestran que en la mayoría de la plaza no había esos espacios. De hecho, se ve como cientos de personas permanecen sentadas o de pie sin espacios libres intermedios, entre otros algunos reconocidos personajes.

Tanto en redes como a través de una nota previa, el ayuntamiento y la empresa responsable han asegurado que se cumplió con todos los requisitos de seguridad sanitaria establecidos, y que se procedió a tomar temperatura de las personas que accedían además de comprobar que llevaban mascarilla y proporcionarles gel hidroalcohólico.

Habrá investigación oficial

Preguntado al respecto, el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, Elías Bendodo, ha anunciado a los medios que se analizará cada evento para determinar si se ha cumplido con las normas en cada caso, incluído el evento de El Puerto de Santa María. Ha asegurado también que a la administración no temblará el pulso “en relación al estricto cumplimiento de la normativa”.

El grupo parlamentario de Adelante Andalucía ha comunicado que llevará el caso a la Cámara andaluza. Además de criticar el propio festejo “por su naturaleza de maltrato animal”, desde esta formación política consideran “aún más preocupante que se haya permitido dicho acto masivo en la situación sanitaria que estamos viviendo”. “Pone en peligro no solo a los asistentes sino a la sociedad en general”, denuncian.

“Nos parece especialmente preocupante que las autoridades sanitarias estén ejerciendo un papel activo de control y vigilancia en el cumplimiento de las medidas de seguridad higiénico sanitarias para controlar la expansión de pandemia en todos los sectores de la sociedad, con acontecimientos deportivos sin público o conciertos y festivales con distancia de seguridad y aforo reducido, y a la vez se permitan festejos taurinos con total impunidad y descontrol”, afirman.